Consecomercio estima una caída en el consumo de 76% a final de año

Felipe Capozzolo, presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), aseguró que el reciente dictamen acerca de la limitación de compras de rubros básicos por terminal de cédula, afecta a consumidores y comerciantes.

“Al final logras que en una familia donde antes se exponía una sola persona, ahora se expongan varias y además tengo duda de que aunque hayan tres compradores hayan más productos disponibles”, indicó mientras exponía que a partir de ahora cada miembro de un mismo núcleo familiar podrá comprar cuando su cédula lo permita.

Durante una entrevista para Unión Radio, el empresario advirtió que imponer horarios para la adquisición de bienes carece de sentido. Consideró necesario establecer un equilibrio que inicie desde “el entendimiento”.

Capozzolo aseveró que el consumo interno ha registrado una caída consecutiva y detalló que las proyecciones hacia final de año prevén una caída del 76%. Asimismo, enfatizó que la solución más acertada es la aplicación de las medidas de bioseguridad en los comercios.

“La variable que hay que controlar es la bioseguridad. Un comercio que opera respetando las cuatro medidas internacionales: control de aforo, distancia entre personas, uso de mascarilla, y lavado de superficies y de manos, es un comercio que puede operar de manera segura, prestar servicios, resolver el problema de abastecimiento, producir y dar empleo”, detalló.

Noticias relacionadas

Deja un comentario