VARIEDADES:

Directiva de la AN 2015 en desacuerdo con el control de Monómeros

A través de una carta dirigida al presidente de Colombia, Iván Duque, los exdiputados expresaron su preocupación «por los efectos nocivos, derivados de la resolución de control emitida por la Superintendencia de Sociedades».

Caracas.- Los directivos de la Asamblea Nacional (AN) electa en 2015; exdiputados opositores Juan Pablo Guanipa (PJ), Nora Bracho (UNT), Piero Maroun (AD) y Alfonso Marquina (PJ) firmaron una carta dirigida al presidente de Colombia, Iván Duque en la que expresaron su preocupación “por los efectos nocivos, derivados de la resolución de control emitida por la Superintendencia”, informó el periodista Vladimir Villegas, a través de su cuenta en la red social Twitter.

Según el comunicador, en la misiva manifestaron su desacuerdo sobre “Monómeros, acordada por la Superintendencia de Sociedades”.

“En la carta a Duque denuncian que en Monómeros, un conjunto de personas ha venido promoviendo actos de desorganización industrial y generando informaciones distorsionadas y malintencionadas que han sido tomadas como ciertas por la Superintendencia”, explicó Villegas.

Y manifestó que en la tercera página de la misiva a Duque “se detalla esos actos destinados a llevar a la insolvencia a Monómeros”.

Indicó que en la última carta, le piden al mandatario colombiano “permitir que terceros se apropien del patrimonio de Monómeros atentaría gravemente contra los intereses de ambos pueblos”.

De acuerdo con Villegas, representantes de los partidos PJ, UNT y AD “firmaron esta carta contra la voluntad de Guaidó. Y uno se pregunta, por qué el llamado «gobierno interino» apoya la medida contra Monómeros. Y también valdría la pena saber quiénes son esos terceros que quieren ponerle la mano a esta empresa venezolana”, enfatizó.

Los exdiputados de la Asamblea Nacional electa en 2015 afirmaron que Monómeros Colombo Venezolanos necesita la compañía de los gobiernos colombiano y estadounidense, pero también de la AN para seguir consolidado su gestión. «Este acompañamiento no puede traducirse apenas en un sometimiento a control que socave la autonomía de la empresa y produzca pánico financiero entre sus proveedores y acreedores», resaltan.

Por lo tanto, proponen que «se conforme una mesa de acompañamiento a la gestión de la empresa; incluso con algunos indicadores de desempeño a concertar».

Noticias relacionadas

Deja un comentario