En 18,5 % ronda Inoperatividad en centros de diálisis venezolanos

La Encuesta Nacional de Hospitales indicó que la falta de agua y de equipos son las principales causas de la baja del funcionamiento de los centros de diálisis en el país

(Caracas, jun 1/LVM)).- Las unidades de diálisis de los hospitales públicos de Venezuela presentan una inoperatividad del 18,5 %, un «descenso progresivo» del funcionamiento de estos espacios en relación con años anteriores, reveló el boletín de mayo de la Encuesta Nacional de Hospitales (ENH), publicado este miércoles.

«La operatividad de las unidades de diálisis hospitalarias ha venido en un descenso progresivo. Esto responde a varios factores, siendo las principales causas, la falta de agua constante en los hospitales y la falta de reparación de los equipos», detalló el estudio realizado pro la ONG Médicos por la Salud, en el que se monitorean 40 de los principales hospitales del país.

En los centros de salud monitoreados, la ENH determinó que en el 2019 la inoperatividad de estos centros que atienden a pacientes renales crónicos fue del 13,2 %, en 2020 aumentó a 15,6 %, en 2021 el registro fue de 14,4 % y en 2022 se incrementó a 18,5 %.

La ONG explicó que esta cifra «compromete seriamente» la salud de los pacientes renales agudos que no cuentan con terapia sustitutiva, por requerir diálisis con carácter de urgencia.

«Si bien en los hospitales se recibe a una cantidad importante de pacientes renales crónicos, la importancia de que este servicio funcione es que el paciente agudo grave no tiene posibilidad de movilizarse a ningún otro lugar para recibir el tratamiento», destacó el informe.

Violencia


Además, la ENH se refirió a hechos violentos dentro de los centros hospitalarios y aseguró que «la violencia por parte de los familiares de los pacientes hacia el personal de salud ha sido la primera causa durante 4 años consecutivos».

En el texto se advierte, también, que dentro de los hospitales venezolanos pacientes y personal deben convivir con «grupos irregulares» que generan violencia dentro de estos espacios y que están allí para «controlar políticamente» estos centros de salud.

Noticias relacionadas

Deja un comentario