VARIEDADES:

Familia Baduel solicita audiencia al fiscal de la CPI para «exponer atrocidades»

Andreína Baduel, hija del general Raúl Isaías Baduel, dijo que su familia ha sido víctima de «atrocidades» por parte de las autoridades venezolanas durante 12 años

Andreína Baduel, hija del general Raúl Isaías Baduel, solicitó este lunes al fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) Karim Khan, “que nos escuche no sólo a nosotros, sino cientos de víctimas que pueden describir el horror que se vive en manos del régimen”.

Reiteró que su familia ha sido víctima de «atrocidades» por parte de las autoridades venezolanas durante 12 años. «Somos una de las cientos de familias que hemos sido sometidos a crímenes de lesa humanidad y violaciones sistemáticas de Derechos Humanos. Queremos solicitarle nos sea concedida una audiencia para documentar y denunciar todas las atrocidades que como familia hemos vivido por más de 12 años».

En entrevista concedida a Vladimir a la Carta, recordó que el mismo día en que el exministro de la Defensa pronunciaba un discurso en el que criticaba al entonces presidente Hugo Chávez, «comenzó a recibir amenazas y comenzó a ser perseguido, y luego de estos años esto acabó con su vida».

«Las actuaciones de mi padre siempre fueron consecuentes con sus principios. En abril de 2002 fueron para rescatar el hilo constitucional, así como lucho en el 2007 para que no se impusiera una reforma», expresó.

Reiteró que el general Baduel «nunca claudicó» a pesar de las «patrañas judiciales» en su contra como acusarle de presunta incitación a la rebelión y traición a la patria», recoge Tal Cual.

Baduel retó al gobierno a publicar el video de la última fe de vida de su padre en las que «narró los horrores y las torturas que vivió. El injusto cautiverio de mi papá se basó el aislamiento prologando e incomunicación injustificada. Cuando estuvo en ‘La Tumba’ por cuatro años, pasaban períodos de un año y medio sin verlo».

Advirtió que desde hace años se solicitó atención médica para su padre y se hicieron las denuncias correspondientes por no habérsela dado, explicando que su salud se agravó por dos hernias inguinales de las que padecía.

“A mi papá le hicieron una operación clandestina sin avisar a sus familiares ni abogados. Pero las operaciones fueron tan tardías que cada hernia llegó a pesar un kilo y medio. El mismo día que mi papá fue operado clandestinamente de sus hernias, mi papá a las horas ya estaba en “la tumba”, no recibió el tratamiento post quirúrgico,” aseguró.

Recalcó que la muerte de Raúl Isaías Baduel fue producto «del desgaste que le generó todo ese aislamiento y la falta de atención médica» e insistió en que el general retirado no padecía de covid-19.

«Mi papá no tenía covid-19, su organismo colapsó. Ya tenía dificultades para orinar, caminar. Venezuela y el mundo sabe que a mi papá lo asesinaron», exclamó.

Noticias relacionadas

Deja un comentario