FMI: Venezuela registra la tasa de desempleo más alta del mundo

Para el economista Luis Oliveros, las cifras aplanadas por el gobierno nacional, que insiste en que la tasa de desempleo se ubica entre el 7 y 8%, reflejan la falta de información y la falta de política de subsidio para el desempleo  


(Caracas, Abr 27/CD).- Venezuela registró una tasa de desempleo de 58,3% en 2020, siendo la cifra más alta del mundo; incluso por encima de países pobres como Sudáfrica (29%), Sudán (21%) y Armenia (17,5%), según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI)

En este sentido, las erradas políticas económicas, agudizadas por las restricciones de la pandemia, han sido claves para llevar al país a un extremo de pobreza tan alta que ha superado a Haití, y además acorrala a empresarios y comerciantes quienes deben sacrificar parte de la nómina para mantenerse a flote, de acuerdo a lo reseñado por La Prensa de Lara.

Para el economista Luis Oliveros, las cifras aplanadas por el gobierno nacional, que insiste en que la tasa de desempleo se ubica entre el 7 y 8%, reflejan la falta de información y la falta de política de subsidio para el desempleo.

«Aquí igual hay que salir a trabajar», indicó sobre la necesidad obligada de la colectividad. Destaca que la modalidad de emprendedores realmente constituye un negocio informal para poder asegurar el pan de la familia.

Realidad de los venezolanos


Los rostros jóvenes se ven en las principales calles de Barquisimeto. Antony Vásquez es un estudiante que tuvo que salir a trabajar para poder sobrevivir. «Se vende poco en pandemia y toca recogerse en las semanas radicales», precisó este vendedor de películas y cursante del penúltimo semestre de Ingeniería Mecatrónica, quien antes tenía un promedio de ganancias superior a los 30 dólares semanal, ahora le cuesta llegar a 15 dólares.

Asimismo, Rafael Serrada, ayudante de cocina en una venta de comida expresó que «nos turnan por horarios en las radicales y aún así es un tiempo muy limitado».

Reducción de productividad


Por otra parte, el economista Edgar Urbáez indicó que «vemos empresas trabajando a medias que pueden llegar al 30% de capacidad». Además reveló que en ocasiones llegan a sacrificar nóminas, cuando se habla de una inamovilidad que irrespeta las condiciones reales de pequeños empresarios.

«Desde entonces vivimos un subempleo, sin formalidad y con el gobierno como un salón de belleza, para maquillar cifras», dijo.

A su vez, denunció que nada se acerca a los países vecinos, con estudios que ubican a Brasil en 14.1%, Colombia 13.9%, Argentina 11.5%, Perú 10%, según datos de Focus Economics. 

Noticias relacionadas

Deja un comentario