FMI: Venezuela supera a Haití como país más pobre de América

El informe global del FMI deja claro que Venezuela tiene uno de los peores resultados económicos en todo el planeta. La caída acumulada de su PIB no tiene comparación en el mundo con la de ningún país en tiempos de paz o de guerra. En tamaño, ya la economía venezolana es superada por Bolivia, Costa Rica y muy pronto la empatará Paraguay


(Caracas, Abr 07/Ee).- El último informe sobre la economía mundial del Fondo Monetario Internacional, divulgado este martes 6 de abril recoge una serie de datos impensables hasta hace pocos años: Venezuela ya supera a Haití en el indicador estadístico de pobreza más utilizado por los expertos en el mundo.

Se trata de ingreso per cápita, es decir qué parte del pastel de la riqueza (o de la pobreza) le corresponde a cada habitante de un país.

El de Venezuela cae en este año 2021 a tan solo $1.541 por persona. Esta medición es en términos nominales, o corrientes, es decir, sin ajustarla a la inflación.

El indicador nominal por primera vez está por debajo del de Haití. Este trágico país de la isla La Española tiene una larga historia de tragedias naturales, como terremotos y huracanes. Además sufre una turbulenta vida de dictaduras y crisis políticas constantes.

En América y el Caribe, el francófono Haití siempre fue la principal referencia de una sociedad fallida, necesitada de ayuda humanitaria internacional, con el peor ingreso por persona. Un país viviendo en condiciones equivalentes a las de la más empobrecida Africa subsahariana.

«Ganarle a Haití en eso es realmente patético. Lo que indica es que el retroceso que ha tenido Venezuela ha sido espantoso, ha sido terrible. Lo peor es que el mismo Fondo espera que este año el PIB siga cayendo», comentó en las primeras de cambio el economista Luis Oliveros.

Números duros
El informe actualizado Perspectivas de la Economía mundial (World Economic Outlook), confirma el feroz proceso de empobrecimiento generalizado que sufre Venezuela.

Esto es algo difícil de asimilar cuando se habla de una ex potencia petrolera de talla mundial, que hasta hace pocas décadas era el país más rico de América latina y era un polo para atraer migrantes del resto del hemisferio y de Europa.

El Producto Interno Bruto (PIB) mide la suma total de riqueza en forma de bienes y servicios que genera una economía en un año.  Pues bien, el de Venezuela, que se ha desplomado de forma continua y sostenida desde 2013, cuando Nicolás Maduro heredó el régimen de Hugo Chávez. Poco después se hizo patente la  quiebra de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y la producción de crudo cayó estrepitosamente.

La propaganda chavista se apresura a justificar la gradual extinción de empresas y la débil actividad económica a las sanciones impuestas por Estado Unidos contra jerarcas militares y civiles del régimen chavista. 

Noticias relacionadas

Deja un comentario