Juicio de Javier Tarazona continúa paralizado desde hace siete meses

Familiares de Javier Tarazona solicitan al Estado venezolano que cumpla los lapsos y rigores del debido proceso. Hacen un llamado a los organismos internacionales a que se pronuncien

(Caracas, jul 5/LNT).- desde la organización FundaRedes denunciaron que el juicio que se sigue en contra del director de esta ONG, Javier Tarazona, lleva al menos siete meses paralizado, esto dado que no se han presentado nuevas audiencias.

El pasado 2 de julio Tarazona cumplió un año de lo que consideran es su “injusta detención arbitraria luego de acudir ante la sede del Ministerio Público del estado Falcón a denunciar que él y su equipo de trabajo estaban siendo objeto de acoso por parte de funcionarios de organismos de seguridad”. Debido a las características de su caso, Javier Tarazona ha sido calificado por Amnistía Internacional como un preso de conciencia.

Sus familiares y abogados denuncian retardo procesal y violación al debido proceso en el juicio que también involucra al defensor de derechos humanos Omar de Dios García, coordinador de FundaRedes en Falcón; y Rafael Tarazona, activista y hermano de Javier Tarazona. La audiencia preliminar, que debe realizarse a los 45 días de la detención, se postergó en 13 ocasiones hasta el 9 de diciembre de 2021 cuando se ordenó el pase a juicio, manteniendo en prisión al director de la organización, mientras a su hermano y García habían recibido en octubre, tras 116 días de detención, medida cautelar de presentación periódica ante tribunales cada ocho días.

Sin embargo, en lo que va de 2022 no se han efectuado audiencias; sus familiares y abogados afirman que en el expediente no hay pruebas que justifiquen su detención ni su pase a juicio, de allí que dilatan el proceso, aunque temen que de persistir esta actitud su salud desencadene en un episodio fatal porque su estado ha sufrido un progresivo deterioro.

Desde el 02 de julio de 2021 Javier Tarazona es víctima de una serie de violaciones entre las que se encuentran: detención arbitraria; desaparición forzada; torturas y tratos crueles, violación al derecho a defender derechos humanos, violación a la tutela judicial efectiva, violación al debido proceso, violación a la libertad y violación al derecho a la salud.

Familiares y miembros de FundaRedes solicitan al Estado venezolano que cumpla los lapsos y rigores del debido proceso y hacen un llamado a los organismos internacionales a que se pronuncien y exijan su pronta y plena liberación. Recientemente, la Alta Comisionada de ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se pronunció sobre el caso de FundaRedes y la situación de su director Javier Tarazona: “Sigue preocupando el uso de la legislación antiterrorista y contra la delincuencia organizada contra el trabajo legítimo de los defensores de los derechos humanos”.

Noticias relacionadas

Deja un comentario