La hambrienta Venezuela exporta ganado para el Oriente Medio

Empresarios conectados con el gobierno de Nicolás Maduro comenzaron a exportar ganado vivo en barcos, para mataderos del Oriente Medio. Mientras, el consumo interno de carnes y otras proteínas se derrumba estrepitosamente porque la familia promedio venezolana no tiene cómo comprar estos alimentos y aumentan el hambre y la desnutrición. 

(Caracas, Mar 24/Ee).- La imagen es inusual, inclusive para la surrealista Venezuela: enormes barcos en un puerto se llevan cientos de cabezas de ganado rumbo a la exportación. Las entregas son parte de un negocio millonario que comenzó a finales de 2020 y que parece cobrar auge en este 2021, un año que ya se vaticina como mucho peor para millones de hambrientos venezolanos.

En medio de la peor crisis económica y social en más de 100 años de historia, empresarios venezolanos conectados con el gobierno de Nicolás Maduro aceleran la exportación de rebaños de ganado vivo, en barcos, revelaron fuentes conocedoras del negocio.

Mientras, el consumo interno de carnes y otras proteínas se derrumba estrepitosamente porque la familia promedio no tiene cómo comprar estos alimentos.

Fuentes del sector agrícola y pecuario, consultadas por El Estímulo, coinciden en las exportaciones van a Irak, Irán y Turquía. Con estos tres países el régimen chavista de Nicolás Maduro mantiene estrechos lazos económicos, apretados por intereses políticos y geoestratégicos.

Profundas contradicciones

Venezuela es según la FAO, el país americano con la peor tasa de desnutrición promedio, con un tercio de su población subalimentada. 

Es también uno de los 10 países de todo el mundo que sufren serias crisis alimentarias. Los otros nueve viven o han vivido guerras civiles de verdad, con metralla y bombas.

Eran 9,1 millones de personas subalimentadas entre 2017 y 2019, según el informe mundial 2020 sobre seguridad alimentaria. En los últimos dos años se ha agravado la emergencia humanitaria que vive esta arruinada ex potencia mundial petrolera.

Entre los años 2010 y 2012, cuando el país vivía la borrachera de una bonanza petrolera histórica, que fue dilapidada sin ahorros ni inversión, la proporción de malnutridos era de solo 2,5%.

Hoy en América solo Haití tiene más hambrientos que Venezuela, con 55% de la población subalimentada.

Esta exportación también es inusual si se considera que Venezuela es el único país americano con fiebre aftosa del ganado, un serio problema de salud pública.

Noticias relacionadas

Deja un comentario