VARIEDADES:

MUD necesita 91.929 testigos de mesa para alcanzar meta fijada

El secretario de organización nacional de Un Nuevo Tiempo, Angelo Palmeri, detalló la estrategia opositora para resguardar la voluntad de los electores en los comicios regionales y municipales del próximo 21 de noviembre


(Caracas, Nov 14/EP).- Aunque en algunas ocasiones pasan desapercibidos por el protagonismo de los actores políticos y las autoridades del Consejo Nacional Electoral, los testigos de mesa son parte fundamental de los procesos electorales, puesto que son los veedores naturales del evento. 

Por mandato legal representan a los partidos, movimientos y grupos significativos de ciudadanos que inscribieron candidatos y son quienes durante la jornada ejercerán una función pública transitoria.

Para las megaelecciones del 21 de noviembre, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) está preparando su estructura para conformar a los observadores que los representará durante la contienda. En ese sentido, el secretario nacional de organización de Un Nuevo Tiempo, Angelo Palmeri, conversó con el #GuachimánElectoral para ofrecer detalles de cuál será la estrategia opositora para resguardar y defender los votos.

“Estamos construyendo una base de datos en el sistema Unidad en el que todos los partidos que hacemos vida en la MUD aportamos los diferentes nombres para las mesas y los centros”, señaló el dirigente político.

Palmeri informó que las organizaciones políticas que conforman la coalición se están distribuyendo equitativamente los centros y se plantearon la meta de tener al menos tres testigos por mesa en cada una de las sedes, con el objetivo de tener alternancia.

Los números que manejan


Destacó que en el país hay aproximadamente unas 30 mil mesas de votación y unos 14 mil centros, por lo que aspiran tener unos 90 mil defensores del voto en todo el territorio nacional. En ese sentido, el CNE precisó que serán instaladas 30.643 mesas electorales, por lo que la oposición necesitaría 91.929 testigos para alcanzar su meta.

«Ya tenemos el 90% de la carga de los testigos en el CNE, de los principales está el 100%, de los primeros suplentes estamos al 97% y los segundos suplentes, en el 78%. Por lo tanto, de los 90 mil, son pocos los que faltan. Estamos cercanos a los 85.000 testigos», precisó Palmeri.

El plan de la Unidad para el 21 de noviembre es que los colaboradores no tengan que estar todo el día allí, sino hasta cierta hora, por lo que han diseñado un esquema de relevo con el objetivo de que permanezcan hasta el final.

Noticias relacionadas

Deja un comentario