VARIEDADES:

NEGOCIACIÓN EN MÉXICO Y NO MORIR EN EL INTENTO

Este nuevo intento de ronda formal y pública de negociación responde a un conjunto de otras negociaciones en las cuales las partes, de forma muy discreta, han estado participando y así lo manifestaron en México. Negociar una agenda, reglas, garantías, formato no es cosa sencilla y es tan importante como el resultado de los temas de fondo, sin forma, sin la estética del cómo, nunca podrá tenerse un acuerdo en el que o para que se negocia. Llama la atención algunas palabras y frases dadas por el representante del reino de Noruega y del gobierno y la oposición venezolana ahora denominada Plataforma Unitaria de Venezuela.

Dag Nylander, el facilitador del proceso y quien es Director del Centro Noruego de Resolución de Conflictos destacó en sus palabras y casi literalmente que ¨… el éxito dependerá del compromiso absoluto e incondicional al proceso por los actores, nadie se lo va a resolver. Sean serios y constructivos y se escuchen entre ellos y al pueblo venezolano…” , en pocas palabras si las partes acordaron una agenda y dijeron si a esa agenda entonces tienen que trabajar para ponerse de acuerdo, que no usen tácticas dilatorias, que hay temas donde el tiempo es el enemigo pero donde lo urgente no supedita lo importante por eso esta negociación no termina al ponerse de acuerdo en el punto urgente para uno y no para otro y así buscar evitar que alguien se pare de la mesa. Antes de continuar con las palabras de Blyde y Rodriguez hagamos un espacio para algunos puntos del memorándum.

Las partes, como en oportunidades anteriores, están negociando bajo el principio de que nada está acordado hasta que todo esté acordado (principio que siempre le digo a alumnos y clientes que permite mayor libertad de generar idea ya que ninguna opción se convierte automáticamente en un acuerdo y que el acuerdo se dará solo y solo si se ponen de acuerdo en todos los puntos) pero hacen una excepción a este diciendo que si las partes llegaron a un acuerdo en un  punto, de implementación urgente y ese acuerdo sobre ese punto es suficiente, viable y operacional y ambas partes están satisfechas entonces se dará por cerrado el punto y se empezará su implementación.

Se desprende que los grandes temas a negociar son el electoral y el de las sanciones por un lado todo lo relacionado a lo electoral (Cronograma electoral, condiciones, garantías, habilitación de derechos políticos, libertad de presos políticos) y por otro lado el tema de las sanciones (levantamiento de sanciones, devolución de activos, cooperación internacional para el manejo de activos, reivindicación de los derechos del Estado venezolano sobre activos en el extranjero) y hay un conjunto de temas varios casados o no con los otros dos arriba citados que son: respeto al estado de derecho, principios de convivencia política y social, recuperación de la economía y algo importantísimo que son las garantías de implementación. Con base a lo expresado en este párrafo he de imaginar lo siguiente: 1. Un cronograma de elecciones regionales con garantías de implementación, habilitación de derechos políticos y liberación de presos políticos y devolución de activos como un primer acuerdo (por la urgencia del tiempo dado que las elecciones serian el 21 N, salvo que acuerden posponerlas; 2. Un cronograma para las elecciones presidenciales y legislativas y que el levantamiento total de las sanciones será cuando se lleven a cabio estas últimas; 3: Acuerdos sobre la marcha sobre respeto a los DDHH y víctimas de la violencia.

Hemos de esperar que el gobierno buscará el mayor número de levantamiento de sanciones y ¨cediendo¨ sobre los temas de DDHH y liberación de presos políticos (esto por el tema de la percepción de la comunidad internacional con el informe de la CPI) y la oposición un levantamiento mínimo para la elecciones regionales e incluso bajo algún tipo de tutela de forma tal evitar que se distraigan los fondos, aquí entonces tal vez un punto a discutir es para que se quieren usar los fondos de la nación bloqueados en el extranjero o bajo el control de Guaido. Aquí la retórica tendrá mucho efecto en la discusión el gobierno podrá esgrimir que: No se puede recuperar la economía y no se puede ser socialmente responsable con las sanciones y la oposición dirá que no puede haber dicha recuperación hasta tanto exista esta crisis política y que culminaría con unas elecciones legislativas y presidenciales. No es poca cosa el comunicado conjunto de la UE, EEUU y Canadá donde señalan que revisaran las sanciones en la medida que la negociación genere como resultado unas elecciones parlamentarias y presidenciales, liberación de los presos políticos, independencia, respeto a los DDHH de los partidos políticos (es decir fin a las juntas directivas nombradas por el TSJ) como resultado de la restauración de las instituciones democráticas para esas elecciones libres y respetando las leyes, en dos platos, ellos estarán revisando como se ejecuta el acuerdo pero el desmontaje final de las sanciones dependerá de las elecciones parlamentarias y presidenciales. Este tema no es poca cosa y es donde tal vez el mediador le tocará hacer más trabajo tanto con las partes en la mesa de México como con la comunidad internacional y democracias de occidentes que son la UE, EEUU y Canadá, por lo cual se estarán dando muchas negociaciones, en muchas mesas y con muchos temas. Nos podemos dar cuenta que las exigencias de estos países son los temas de negociación y aquí es cuando coordinar una negociación de múltiples partes será la clave, el éxito no depende solo de México sino como este resultado lo compra la comunidad internacional. Si la oposición no se siente satisfecha y así lo manifiesta a la comunidad internacional en sus encuentros privados entonces no se verá cambio en la postura y exigencias tanto internacional como nacional.

Regresando a los discursos seguiremos con Blyde quien hizo mucho énfasis en el Mindfulness al repetir no menos de cinco (5) veces “aquí y ahora”, en sus palabras nunca nombró al gobierno de Maduro, no es poca cosa ya que muchos países a quien reconocen es a Guaidó y es gracias ese reconocimiento que están allí.

Atribuyó los no acuerdos a la escaldas de posiciones, es decir dijo que al no estar negociando por verdaderos intereses ha sido imposible acordar hasta el presente y uso una frase de librito “un acuerdo donde no hayan vencidos sino donde todos estén incluidos” por ende la retórica pública y política será importantísima al momento de hacer público cualquier acuerdo porque a ninguno le gustará sentirse vencido por el otro pero principalmente dependerá de cómo el mediador presente dichos acuerdos. Por el otro lado Rodríguez sí habló en nombre del gobierno e incluso dijo “gobierno del Presidente Nicolás Maduro” una forma de marcar territorio y demostrar de que ellos si son los legítimos representantes del país y repitió en varias oportunidades el tema de la injerencia, el temas de las amenazas, el temas del chantaje y el fin de la controversia sin intromisión extranjera, mas allá de la que se ha hecho para facilitar la negociación.

Blyde dijo que este nuevo intento era el más sólido de todos, esperemos por el bien de los venezolanos por el AQUÍ Y AHORA y POR EL FUTURO que así sea, que nos despertemos viendo la “fumata bianca” y no la “fumata negra” que avizora un futuro de conflicto y crisis, apostemos por los acuerdos que poco a poco recuperen la normalidad política, económica, social y así nos ganemos todos un mejor país que se hace con el esfuerzo de todos, en oportunidades para todos, y con los sueños de todos y así no morir en intento.

IGOR CUOTTO ARELLANO

ABOGADO, ESPECIALISTA EN NEGOCIACIÓN Y RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS.

Noticias relacionadas

Deja un comentario