Oposición envía a ONU informe de abusos militares en Apure

Diversas ONG solicitan investigación de la violación de los derechos humanos de cinco campesinos que fueron sacados vivos de sus casas por organismos de seguridad del Estado y aparecieron muertos al día siguiente vestidos de paramilitares


(Caracas, Mar 28/EP).- La oposición de Venezuela anunció  que remitió un informe a la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, donde recoge testimonios de presuntas violaciones a los derechos fundamentales durante un operativo militar en el estado de Apure (oeste), fronterizo con Colombia.

«Tu testimonio ya reposa en la oficina de la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, la señora Michelle Bachelet», dijo la exdiputada opositora Delsa Solórzano durante su conversación con Emir Remolina, quien aseguró ser miembro de una familia que murió durante el operativo que la Fuerza Armada venezolana mantiene contra grupos irregulares, que varias ONG han identificado como disidentes de las FARC.

Solórzano apuntó que el informe fue entregado «a las personas que representan» a Bachelet en Venezuela y que también será remitido a otros organismos internacionales que velan por el cumplimiento de los derechos humanos.

«Hemos hecho una larga investigación, hemos recabado testimonios desde el día de ayer (y) hemos hablado con muchísima gente, tenemos decenas de testimonios», agregó la opositora.

ONG locales han pedido que se investigue si hubo una violación a los derechos humanos tras la muerte de cinco personas en el marco del operativo de la Fuerza Armada de Venezuela en Apure, después de algunos testimonios que aseveran que estas personas no eran combatientes, sino campesinos.

«No tiene lógica, no entiendo por qué se metieron con ellos (…) que son gente inocente, gente que no tiene nada que ver (con grupos armados)», indicó Remolina durante su conversación con Solórzano.

El hombre, que dijo ser uno de los casi 4.000 desplazados que se trasladaron a Colombia huyendo de la violencia generada por los combates entre los militares venezolanos y los grupos irregulares, aseveró que su madre, padre, tío y hermano menor fueron asesinados y hechos pasar por guerrilleros colombianos.

«Como 4 testigos vieron que se los llevaron (vivos) de la casa», en la zona de La Victoria, «y aparecieron (muertos) en El Ripial, que está como a 20 minutos», dijo.

Noticias relacionadas

Deja un comentario