Oposición venezolana culpa a Padrino López por secuestro de militares

La oposición de Venezuela liderada por Juan Guaidó responsabilizó este viernes al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, del secuestro de ocho militares del país caribeño a manos de un grupo armado colombiano, identificado como disidencia de las FARC.

«Señor Padrino, usted no es un civil que le exige al Estado. Usted es el responsable directo de que los soldados venezolanos estén secuestrados por la disidencia de las FARC», indicó la diputada a la Asamblea Nacional (AN) electa 2015 Delsa Solórzano en un escrito publicado en sus redes sociales.

La opositora respondió así a una publicación de Padrino en la que exige la puesta en libertad de los militares, con una foto castrense acompañada de la etiqueta #LiberenALosPatriotas, aprehendidos en el marco de los combates en el estado fronterizo de Apure entre la Fuerza Armada venezolana y miembros de los grupos irregulares.

Pese a que los uniformados fueron secuestrados hace casi un mes, el Gobierno mantuvo silencio hasta el sábado pasado, cuando el ministro de Defensa compareció en el canal de televisión pública VTV para leer un comunicado en el que reconocía el hecho, ya dado a conocer una semana antes por la ONG Fundaredes.

Solórzano acusó a Padrino López y la cúpula militar «que sirve a la dictadura de Maduro» de «abandonar a los soldados venezolanos secuestrados por la guerrilla en Apure».

Los enfrentamientos en el estado fronterizo con Colombia, en los que fallecieron un número indeterminado de miembros de los dos bandos, comenzaron el pasado 21 de marzo y continúan dos meses después.

Según un comunicado que recibió el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) la semana pasada, los militares venezolanos fueron capturados por las disidencias de las FARC el pasado 23 de abril.

La Fuerza Armada venezolana, que mantiene una opacidad sobre cómo avanzan los combates, manifestó el sábado pasado que trabajaría con el CICR para su liberación.

Fuente: Agencia EFE

Noticias relacionadas

Deja un comentario