Rafael Ramírez: mi hermano nunca ha estado vinculado al Gobierno ni a Pdvsa


(Caracas, sep 19/EP).- .- El expresidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) Rafael Ramírez, quien está siendo investigado por un presunto caso de corrupción en la estatal petrolera, calificó el arresto de su hermano Fidel Ramírez de ilegal y aseguró que se trata de un secuestro político.


A través de un comunicado este 19 de septiembre, Ramírez aseveró que su hermano nunca ha estado vinculado al gobierno de Nicolás Maduro ni a Pdvsa. Además, resaltó que tampoco ha tenido responsabilidad política alguna en el país. «Su única actuación pública ha sido su diagnóstico médico al presidente Hugo Chávez (fallecido en 2013), en un momento difícil para todos», agregó.

De acuerdo con el fiscal general del gobierno chavista, Tarek William Saab, a Fidel Ramírez lo detuvieron el 14 de septiembre debido a que no compareció ante el tribunal como lo exigen los términos de su fianza, pues él ya había estado preso (en 2018) como parte de una investigación que se adelanta sobre malversación de fondos multimillonarios en Pdvsa.

El comunicado de Rafael Ramírez señala que la detención de su hermano ocurrió el pasado 13 de septiembre en su consultorio médico, de donde se lo llevaron funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y quienes lo mantuvieron incomunicado durante las primeras horas.

A su juicio, la aprehensión de su hermano la ordenó el gobernante Nicolás Maduro como retaliación a su postura como candidato político para las presidenciales del 2024.

Resaltó que el gobierno oficialista por intermedio del fiscal general Saab, intensifican su «ensañamiento» y agresiones» contra él y su familia con falsas acusaciones. «El gobierno utiliza el sistema judicial como instrumento de persecución política».

Comunicó que se solicitaron nuevas órdenes de extradición en su contra y también contra su esposa.

El Aissami entrega al MP nuevas pruebas contra Rafael Ramírez sobre presunta corrupción


Fidel Ramírez, médico que una vez atendió al fallecido Hugo Chávez, está acusado de amasar 250.000 euros en una cuenta de Banca Privada d’Andorra, o BPA. Esta cifra es proveniente de servicios médicos supuestamente fraudulentos que facturó a Pdvsa través de dos empresas bajo otras nombres de individuos.

Noticias relacionadas

Deja un comentario