Sacerdote del Táchira se ofrece como mediador para liberación niña secuestrada

Antonella fue arrebatada de los brazos de un tío el pasado 1 de enero, en la población de Colón al norte del Táchira, desde ese día se desconoce su paradero y la familia vive una terrible pesadilla

(San Cristóbal, enero 12/CD).- «Por favor entréguenla, nos ponemos a su disposición y estoy seguro que el Obispo también querrá, llaman a cualquier sacerdote y nos la entregan», este fue el mensaje que el padre Jairo Clavijo le envió a los secuestradores de la niña Antonella Maldonado de 4 años de edad.

El párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Fátima le recordó a los captores de Antonella que ella es una niña inocente que necesita estar al lado de sus padres y rodeada del amor de su familia.

«Yo les pido que hagamos esa obra, esa caridad, especialmente por los padres de esa niña que deben estar sufriendo, a los que la tienen dios los bendiga y si alguien tiene información decirla para nosotros poder llegar a ella, dios me les pague y les bendiga y que la virgen de Fátima les acompañe siempre», exclamó el sacerdote con profundo sentimiento.
 
Por su parte, la hermana Florentina religiosa de San Cristóbal también hizo una súplica a los secuestradores, les pidió ponerse la mano en el corazón.

«Quiero pedirles de todo corazón a los que tienen a Antonella que por favor la devuelvan, Dios tiene mucha misericordia y él les va a conceder muchas bendiciones si ustedes devuelven a Antonella», indicó la religiosa.

Le dijo a las personas que mantienen en cautiverio a la infante, que piensen en el drama que viven los padres de Antonella desde el pasado 1 de enero.

«Tomen conciencia de este sufrimiento tan grande, ya es suficiente con esta enfermedad, tengan compasión, Dios les va a recompensar», reiteró la hermana Florentina. Destacó que Dios premia todo gesto de humildad, bondad y justicia.

Noticias relacionadas

Deja un comentario