Sector salud en Carabobo aún sin inmunizar pese a tener las vacunas

(Valencia, Mayo 27/CD).- Los números son imprecisos. La opacidad informativa respecto a todo lo vinculado con la pandemia en Carabobo ha provocado que sea poco lo que se sepa sobre las jornadas de vacunación. 

Pero de acuerdo a los gremios de la salud, las dosis que han llegado son suficientes para inmunizar a todo el sector. Aun así, no se ha hecho.

Son alrededor de 25 mil personas las que laboran en centros públicos y privados de la entidad. Pero las estimaciones indican que sólo 70 % de los que trabajan para entes del Estado han sido vacunados, mientras que los de clínicas han sido excluidos, hasta ahora, en 100 %.

El presidente del Colegio de Enfermería, Julio García, recordó que los datos que se han dado desde el Ejecutivo Nacional son más de dos millones 200 mil dosis las que han llegado al país, y son 500 mil los que integran las nóminas públicas de la salud en toda Venezuela. Lo que deja en evidencia que, para la fecha, ya se debió culminar la primera fase de inmunización en la nación, de acuerdo a los esquemas internacionales que pone en primer lugar al personal sanitario.

Las únicas cifras que se conocen de Carabobo es que la noche del jueves 19 de febrero llegó el primer lote de vacunas Sputnik V que, según informó en esa oportunidad el gobernador Rafael Lacava, estarían destinadas al inicio del proceso de inmunización del personal de salud en la entidad. 

Dos días después, la presidenta de Insalud, Jonna Acero, aseguró que fueron dos mil 500 dosis repartidas el Hospital Dr. Adolfo Prince Lara de Puerto Cabello y la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (CHET) de Valencia.

Posteriormente, a principios de marzo, llegó a Carabobo un lote de vacunas chinas, de las 500 mil que arribaron al país y que fueron administradas solo para el sector educación con severas irregularidades que fueron denunciadas por el gremio.

“Pero aquí no se ha dejado de vacunar”, expresó García. Y, en efecto, trascendió que diariamente, solo en la CHET, se administran más de 150 dosis. El problema es que no hay un plan claro y las irregularidades que han surgido, que sugieren corrupción, no han cesado.

Noticias relacionadas

Deja un comentario