TSJ: Foro Cívico rechaza subordinación del Poder Judicial al Poder Ejecutivo

En un comunicado publicado señalan que los sectores sociales agrupados en esta ONG consideran que con la nueva directiva del máximo tribunal del país continúa la política de subordinación del Poder Judicial al Poder Ejecutivo así como su ocupación ideológica


(Caracas, may 2/LVM).- La organización no gubernamental Foro Cívico rechazó la designación de los nuevos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), por considerar que no cumple con lo establecido en la Constitución, por su falta de independencia y porque no contribuye a la reinstitucionalización del Poder Judicial venezolano.

En un comunicado publicado este sábado 30 de abril, los sectores sociales agrupados en esta ONG consideran que con la nueva directiva del máximo tribunal del país, continúa la política de subordinación del Poder Judicial al Poder Ejecutivo, así como su ocupación ideológica.

Se indicó además que se desperdició la oportunidad de la conformación de un TSJ basado en la garantía de la independencia judicial, afectando las posibilidades de que los venezolanos transiten un camino que nos convoque a todos en un proyecto común y plural para el futuro.

«Esta decisión desconoce la necesidad impostergable de construir, en el marco de la Constitución, con participación de todos, la institucionalidad judicial del país, atendiendo a las cualificaciones profesionales, la honorabilidad y la imparcialidad de los aspirantes a jueces o magistrados», detalló Foro Cívico.

Foro Cívico afirma que la decisión de la administración de Nicolás Maduro ofrece «señales sombrías sobre el ejercicio de la justicia, con consecuencias gravísimas para el futuro de la nación».

De esta manera, los representantes de esta organización responden también a los señalamientos de otros sectores de la sociedad civil que exigían a esta ONG su posición sobre la designación de los 20 magistrados que ocuparán las distintas salas del TSJ por los siguientes 12 años.

Este nombramiento por parte de la Asamblea Nacional presidida por Jorge Rodríguez, ha sido calificada de ilegal e inconstitucional. Mientras que Gladys Gutiérrez, expresidenta del TSJ entre 2013 y 2017, fue designada para encargarse de la presidencia del organismo.

Foro Cívico acotó que «no será espectadores pasivos» ante la elección de los magistrados y que seguirán luchando «en la arena de las realidades presentes de Venezuela, a fin de lograr la democratización indispensable incluso de manera gradual, si no es posible alcanzarla a plenitud en el contexto político actual».

En este sentido, en la misiva dada a conocer por la ONG se cuestiona el nombramiento tanto del nuevo TSJ como del Director Ejecutivo de la Magistratura y de la Inspectora General de Tribunales porque no responden a la idoneidad e independencia judicial.

«No dan garantías de que serán introducidas las reformas que el sistema de justicia necesita en forma urgente para servir a las necesidades de la población, especialmente de las víctimas, y para la recuperación económica y del emprendimiento; son incongruentes con los compromisos expresados por el gobierno y la Asamblea Nacional 2020 de buscar acuerdos para resolver la actual crisis política y de la administración de justicia e implica desconocer la necesidad impostergable de construir, con la participación de todos, la institucionalidad judicial del país».

Noticias relacionadas

Deja un comentario