Venezuela conmemora 101 años de la muerte del beato Dr. José Gregorio Hernández

José Gregorio celebró con su hermana Isolina los 31 años  de su acto de grado. La muerte lo sorprendió ese mismo día. A los  54 años falleció arrollado en la esquina de Amadores, cuando cruzaba la calle, luego de comprar medicinas para una persona enferma. Sus restos reposan en la Iglesia La Candelaria.

Hoy se cumplen 101 años del fallecimiento del beato Dr. José Gregorio Hernández, quien el 29 de junio de 1919 fue atropellado por un automóvil en la esquina de Amadores de La Pastora, en Caracas.

En honor a su memoria, desde el pasado jueves, el pueblo trujillano, devoto y seguidor de la causa del beato, ha participado a través de los medios de comunicación, en las actividades conmemorativas auspiciadas por la Diócesis de Trujillo.

El doctor José Gregorio Hernández fue, además, un médico y científico excepcional: a él se debe la introducción del microscopio en Venezuela; entre otros importantes adelantos médicos;  fue autor de trece ensayos científicos sobre diversas disciplinas, ampliamente reconocidos por la Academia Nacional de la Medicina, de la cual fue fundador.

Profesor universitario, fue miembro fundador de las cátedras de Histología Normal y Patológica, Fisiología Experimental y Bacteriología, de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Era conocido como un profesor culto (hablaba español, francés, alemán, inglés, italiano, portugués, dominaba el latín), era músico y filósofo, exigente y se caracterizaba por la puntualidad en el cumplimiento de sus deberes profesorales.

Formó una escuela de investigadores, quienes desempeñaron un papel importantísimo en la medicina venezolana. Discípulos de Hernández fueron, entre otros, el doctor Jesús Rafael Rísquez, quien fue su sucesor en la cátedra de Bacteriología y Parasitología, y Rafael Rangel, considerado como el fundador de la parasitología nacional.

Noticias relacionadas

Deja un comentario