¿Qué NO les gusta a los hombres en la cama?

Aunque pocas veces hablan de ello directamente, hay cosas que pueden llegar a molestarle mucho a un hombre cuando se trata de sexo.

1. Por nada del mundo uses el sexo para castigarlo. Si cada vez que él hace algo malo le prohíbes el sexo, sentirá que lo estás manipulando.

2. Los hombres se desaniman cuando la mujer no demuestra estar disfrutando del sexo. No seas como una muñeca inerte en la intimidad. Expresa tu placer con gestos, sonidos, movimientos o palabras que te nazcan.

3. Nada de provocarlo hasta hacerlo arder de deseo, y que después siempre ya no quieras “concretar” la acción. Como dicen por ahí, “no calientes el bóiler si no te vas a meter a bañar“.

4. Algo que mata totalmente la pasión es la falta de higiene en tu cuerpo. Báñate bien, cuida tu aliento y depílate axilas, piernas y pubis.

5. Por favor, nada de críticas de ningún tipo mientras hacen el amor, y mucho menos burlas. Los hombres son muy sensibles respecto a su desempeño sexual, y cualquier mensaje negativo que le envíes, aunque sea de broma o sin mala intención, difícilmente se le olvidará.

6. A los hombres les gusta que expreses tu placer, siempre y cuando sea de forma natural. Así que nada de falsos halagos o gritos exagerados como en las películas porno. Tampoco finjas orgasmos. Si lo vas a hacer, al menos sé buena actriz.

7. A los chicos no les gustan las mujeres pasivas. Por el contrario,  prefieren que ellas también participen, propongan  cosas nuevas y les ofrezcan placer de forma activa. ¡Sorpréndelo!

8. Cuando tengas sexo, concéntrate en el momento. Olvida tus preocupaciones y pendientes, pues si él te nota dispersa o pensando en otra cosa, ya son varios puntos menos para tí.

9. La intimidad es para disfrutar, así que deja a un lado todos tus miedos e inseguridades. No es sexy para un hombre ver que una mujer está más preocupada por esconder su celulitis que por pasarla bien con él.

10. Una cosa es comunicarle a tu pareja lo que te gusta, y otra muy diferente es darle órdenes. Si es parte del juego, está bien. Pero si siempre te la pasas ordenándole todo lo que tiene que hacer para darte placer, entonces ya no le agradará tanto.

Así que ya lo sabes, nada de hacer este tipo de cosas si no quieres que tu amorcito salga huyendo de tus sábanas.

Noticias relacionadas

Deja un comentario